Zoom, el nuevo panóptico

11 de junio de 2020 

Ya se volvió paisaje pasar la vida en una videoconferencia. Algunos incluso escogen un fondo falso para sus reuniones: una montaña, una playa, un café. Pasar nuestra vida a internet tiene ventajas, como el ahorro de horas inútiles transportándonos y de encuentros innecesarios. Es más, nos salvó del infierno de las sillas Rimax en las asambleas de copropietarios. Pero una piñata en Zoom de una compañera de kínder de mi hijo me mostró el punto ciego. Esta cotidianidad de micrófonos y cámaras en casa nos expone a nuevas formas de intrusión y voyerismo digital con consecuencias inesperadas.

@linterna

contacto@linternaverde.co