#MeDecidíPorClaudia vs. Petro: el debate pendiente sobre el poder de las mujeres

Linterna Verde analizó los 36 mil tuits que hicieron parte de esta conversación digital entre el 10 y el 14 de octubre.

20 de octubre de 2019 

La alianza entre Ángela María Robledo y Claudia López fue un hecho político con una puesta en escena para redes sociales. Primero hubo un intercambio entre ellas en Twitter –espontáneo por momentos y al parecer coordinado en otros–; después vino el Facebook Live donde se oficializó la adhesión a través de la etiqueta #MeDecidíPorClaudia, y por último llegaron los ataques y críticas masivas desde cuentas de seguidores de Gustavo Petro. 

Linterna Verde analizó los 36 mil tuits que hicieron parte de esta conversación digital entre el 10 y el 14 de octubre y encontró que los mensajes contra Robledo y López se enmarcaron en argumentos sobre políticos y políticas públicas (el metro, Peñalosa, Fajardo). Sin embargo, a estas narrativas subyace un debate obvio que al parecer los seguidores de Petro intentaron esquivar: con la unión entre López y Robledo, se consolidó una crisis en la Colombia Humana alrededor del poder y el rol de las mujeres en la toma de decisiones. 

En su anuncio, Robledo dijo que quería “una campaña con rostro de mujer”. Fue una indirecta muy directa a Gustavo Petro y Hollman Morris, de quienes se distanció a comienzos de agosto luego de que este último fuera acusado a comienzos de año por varias mujeres de maltrato intrafamiliar y acoso sexual. Hasta el momento, no hay decisión judicial en contra del candidato por esos señalamientos. 

El 27 de agosto, Robledo encabezó una lista de 50 mujeres cercanas a Petro que le pidieron una reunión sobre “las contradicciones que vive nuestro proyecto Colombia Humana en torno a los aportes del feminismo en la sociedad”. 

En esa reunión, llevada a cabo el 5 de septiembre, no hubo acuerdo. Petro siguió adelante con su apoyo a Morris y la herida quedó abierta. Incluso, el excandidato presidencial intentó una acrobacia discursiva diciendo que el metro subterráneo es una política con enfoque de género. (Disclaimer: lo hizo en respuesta a Carlos Cortés, cofundador de Linterna Verde).

Antes de reconocer el ‘elefante’ que se movía dentro del partido, cuentas cercanas a Petro se dedicaron a citar en más de 15 mil tuits el vínculo de Claudia López con Enrique Peñalosa y Sergio Fajardo y la discusión sobre el metro elevado. Y cuando tocaban el tema de género lo hacen quitándole peso, señalando a Robledo de un “falso feminismo” y “feminismo de clase”. Esto fue lo que encontramos:

1. Los simpatizantes de Morris vinculan narrativamente a López con el gobierno de Enrique Peñalosa, y no le perdonan a Robledo que, a través de esta conexión, se acerque al saliente alcalde. Casi el 15% de los tuits estudiados mencionan directamente a Peñalosa. 

2. Aparecen ataques relacionados con el metro elevado. El tema es una línea roja para Petro, Morris y sus simpatizantes. Peñalosa dejó adjudicado el proyecto el pasado jueves y la candidata verde dice que es irreversible, pero en Colombia Humana consideran que el metro elevado es corrupto y está menos avanzado en estudios que el metro subterráneo que Petro avanzó en su alcaldía. El 13,5% de los mensajes estudiados mencionaron este tema.

3. Los tuiteros petristas asocian a la candidata con Sergio Fajardo, de quien López fue fórmula vicepresidencial y con quien Petro tiene una rencilla de vieja data. Como se ve en la lista de palabras más frecuentes de estos trinos, a Fajardo le critican su tibieza a la hora de tomar decisiones, y a López la acusan de apoyar un supuesto giro a la derecha orquestado por Fajardo, de quien, dicen los tuiteros, es cercano al uribismo.

4. Los seguidores de Petro intentan que los argumentos de género pasen a un segundo plano, o descalifican de entrada el feminismo de Ángela Robledo. Es un hecho innegable que la carta pública abrió una herida en la Colombia Humana, y alimentar la discusión es echarle limón. La alianza entre López y Robledo solo hizo más evidente esa crisis. 

Entre el 10 y el 14 de octubre, el 14,5% de los tuits mencionan la palabra mujer, y el 5,2% de los tuits citan directamente las palabras “feminista” o “feminismo”, una proporción significativa para una combinación de palabras tan específica. 

La mayoría de esos tuits se involucran en una discusión sobre el feminismo que representa Robledo, y lo hacen directamente para atacarla. Le dicen, por ejemplo, que su feminismo es falso, o que es “extremo”. Es el tipo de ataque que intenta anular a otras personas y otras posturas. En otros mensajes, incluso, se critica que Robledo que use al feminismo como bandera política. 

Fuente: Twitter (12)

Al analizar las palabras más frecuentes que aparecen junto a “feminismo” o “feminista”, queda claro que la palabra normalmente se usa como críticas o insultos ([clase, arribismo, falsedad, entre otros).

Fuente: propia

No es claro si los ataques son una estrategia deliberada para eclipsar la candidatura de López, o si realmente los seguidores de Petro se encuentran en estado de negación frente a la pregunta por el feminismo que defiende la Colombia Humana. Tal vez es un poco de las dos. Lo cierto es que después de las elecciones este movimiento tendrá que mirarse al espejo y enfrentar este problema. 

Claudia López puede convertirse en la primera alcaldesa de la historia de Bogotá. Y de conseguirlo, el apoyo de Ángela María Robledo habrá sido decisivo. A una semana de la elección, la diferencia entre López y Carlos Fernando Galán está en el margen de error, según casi todas las encuestas. 

Pensar que las críticas a esta alianza entre dos mujeres pueden enmarcarse simplemente como la cercanía de la candidata con políticos –hombres– y su alejamiento del proyecto del metro subterráneo –defendido por un hombre–, es tapar el sol con una mano. Descalificar el feminismo de Robledo como oportunista es igualmente equivocado. 

En esta conversación digital vemos los elementos que precisamente enfrentan los proyectos de poder liderados por mujeres. Y al intentar imponer su interpretación y narrativa sobre este episodio, Gustavo Petro y sus seguidores dejan entrever que no han entendido nada. 

*La Sala de Democracia Digital es un proyecto de la Diretoria de Analisis de Politicas Publicas de la Fundação Getulio Vargas – FGV DAPP de Brasil en asocio con Linterna Verde con el objetivo de monitorear y analizar conversaciones digitales en la coyuntura electoral. 

Este informe se elaboró con el trabajo de Carlos Cortés, José Luis Peñarredonda, Tatiana Restrepo, Esteban Villa-Turek y Carolina Santana. Fue publicado en La Silla Vacía.

@linterna

contacto@linternaverde.co